Vulnerabilidad: diez escenarios para el mundo en el 2016

ChavezFierro Estado Islamico

Como vulnerable perciben los investigadores del think tank español Cidob los principales escenarios en las relaciones internacionales para 2016. Desde la recuperación económica, los países productores de petróleo, la economía china, hasta las alianzas y los derechos adquiridos en aras de una mayor seguridad.

Dentro de los fenómenos a observar en el año, destaca el proceso de urbanización. Aunado a esto encontraremos la intensidad de las revoluciones tecnológicas, la redistribución del poder global y la incapacidad para resolver la crisis de los migrantes y los conflictos armados en el Medio Oriente y el Magreb.

Para los investigadores de Cidob, los diez temas que darán de qué hablar en el año, con las inevitables sorpresas que todo periodo depara, son los siguientes:

1.- El riesgo en los mercados emergentes. Tras la crisis padecida en Estados Unidos y Europa, toca el turno de las economías emergentes padecer la ralentización del mundo. En primer lugar, China. Los cambios económicos en el país asiático para depender más de su consumo interno y menos de sus exportaciones han traído alteraciones complejas a la economía internacional. Pero también, Brasil. Sobre todo en un año en que tendrá que organizar los Juegos Olímpicos, mientras que el descontento social y los casos de corrupción siguen presentes en el país sudamericano.

2.- Vulnerabilidad por los bajos precios de las materias primas. Salvo un acuerdo poco probable al interior de la OPEP en la reunión del 2 de junio, los precios del crudo seguirán estando bajos por los siguientes meses. La política de sobreproducción impulsada por los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo, afecta gravemente las finanzas de Rusia, Venezuela y Nigeria. Los problemas económicos pueden trascender a lo social en cada uno de estos países. Y aunque poco conocidos, los efectos en las caídas de las materias primas pueden pasar factores en países como Kazajstán, Azerbaiyán o Guinea Ecuatorial, que mantienen un férreo control político basado en las rentas petroleras. La geopolítica del gas con la llegada de Irán y Estados Unidos como vendedores de gas shale a Europa será una nueva carta para disminuir la influencia de Rusia. La caída del cobre afecta sobre todo a Chile. Los fenómenos climáticos principalmente El Niño, puede traer afectaciones graves a los productos agrícolas.

3.- Las revoluciones tecnológicas. No es que esperemos la llegada de nuevas tecnologías en 2016, sino en la consolidación de las mismas y sus impactos económicos y legales, sobre todo en: a) las energías renovables; las cuales seguirán expandiéndose; b) digitalización y robotización de la economía que plantearán debates sobre el futuro del trabajo y la educación; c) los quince años de Wikipedia y los diez del primer tweet permitirán la reflexión sobre la forma de informarnos y comunicarnos y; d) la inteligencia artificial y la robotización pueden traer problemas éticos y legales.

4.- Bloques desgastados y alianzas volátiles. La Unión Europea en concreto deberá hacer frente a los siguientes retos: a) la recuperación económica; b) la llegada e integración de los refugiados y; c) el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea. Por su parte, de los BRICS, sólo India cuenta con perspectivas de crecimiento favorables. El bloque bolivariano en América Latina seguirá debilitándose. Por otra parte, la consolidación del TPP y del TTIP vendrá a crear nuevas asociaciones económicas estratégicas.

5.- Geopolítica marítima. El control de las rutas marítimas y cuellos de botellas para el comercio internacional tendrá especial interés en 2016 en los siguientes puntos: a) la ampliación del canal de Panamá; b) el incremento de las operaciones terroristas en el Sinaí con especial peligro para la estabilidad del Canal de Suez, así como los riesgos añejos en el estrecho de Bab el-Mandab y de Ormuz; c) el Mediterráneo Oriental con la posibles solución al conflicto de Chipre; d) el Ártico, que derivado del cambio climático puede facilitar su navegación y; e) Asia Oriental, con el desafío de Corea del Norte, las reclamaciones territorial de China, y el conflicto con Taiwán. Las grandes ciudades portuarias cobrarán mayor relevancia.

6.- Ciudades sostenibles y resilientes. De los 7,400 millones de personas en el mundo, 54% viven en núcleos urbanos y la tendencia seguirá creciendo. Para 2030, de los 8,500 millones, el 60% vivirá en ciudades. Será necesario una nueva forma de gobernanza metropolitana. La tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Habitat III) será una de las principales citas en el contexto internacional. “Este foro se reunirá en la capital de Ecuador, Quito, y tendrá por delante el reto de traducir en términos de políticas urbanas los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las conclusiones del acuerdo climático de París”. Las ciudades lucharán para que se les reconozca no sólo como un tema sino también como un actor y un socio imprescindible para asegurar un desarrollo sostenible.

7.- La nueva administración estadunidense. El 8 de noviembre los norteamericanos estarán llamados a las urnas. Harán un balance sobre el legado del presidente Obama. Hillary Clinton sigue encabezando las preferencias electorales.

8.- Estados fallidos, espacios desgobernados y terrorismo global. No son ajenos, pero 2016 traerá nuevas ediciones de este tipo de amenazas a la seguridad global. Amplias zonas del Sahel y el cuerno de África, en el Sinaí, en Libia, Siria, Irak, Yemen, Afganistán y Pakistán permaneces fuera del control de las autoridades gubernamentales.

9.- Refugiados en un mundo fortificado. En este año, el número de refugiados y desplazados internos seguirá batiendo records. No se  perciben motivos para que desaparezcan las causas que los generan. No habrá cambios ni en el origen ni en el destino. “Oriente Medio, la zona del lago Chad, el Cuerno de África, Afganistán y Birmania serán los lugares de dónde huyan millones de personas. Encontrarán acogida fundamentalmente en una primera corona de países vecinos pero un mayor número de ellos emprenderán rutas más largas y peligrosas. Por lo tanto, habrá mayor presión hacia el continente europeo y también hacia Australia”.

10.- Securocracias.  Se refiere a la invocación de la seguridad como mecanismo de legitimación del poder y como prioridad absoluta de la acción de Gobierno.” Esta acepción es la que tomará cuerpo en 2016, traduciéndose en la perpetuación de medidas excepcionales (despliegue del Ejército en las calles, restablecimiento de controles fronterizos dónde ya no los había, toques de queda, entre otras). Como consecuencia, se cuestionarán derechos que se tenías adquiridos.

Fuente: Cidob.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*