La nueva postura de Turquía contra el Estado Islámico

ChavezFierro Estado Islamico

La nueva postura de Turquía contra el Estado Islámico 

Turquía finalmente se ha unido a la guerra contra el Estado islámico. Y como dijera un funcionario estadounidense, esto significa un cambio esencial en la lucha contra el EI.

Por primera vez el pasado jueves, aviones de guerra turcos golpearon objetivos del Estado Islámico. Turquía también anunció que permitiría que los militares estadounidenses utilicen las bases turcas para lanzar tanto drones como aviones tripulados. Funcionarios norteamericanos mencionaron que el acceso a las bases turcas, mucho más cercanas a los objetivos que aquellas colocadas en Irak o Jordania, permitirán salidas más frecuentes y mejores tiempos de respuesta.

Recordar que el conflicto sirio inició en 2010 con una vocación pacífica como movimiento de protesta para pedir mayores libertades democráticas. Tras la represión del gobierno de Bashar Al Assad se desató la rebelión armada. Una respuesta radical y brutal del gobierno sirio empujó la revolución en una guerra civil ruinosa. El caos era justo lo que el Estado Islámico necesitaba para afianzarse, lo cual hizo con facilidad en 2012. Eso fue hace tres años.

¿Qué le llevó a Turquía tanto tiempo para tomar la decisión de involucrarse en la lucha contra el Estado Islámico? Existe un gran debate sobre ello. Turquía no sólo fue reacio a participar directamente en el conflicto sirio, sino que fracasó, algunos dirían de forma voluntaria, en asegurar su frontera permitiendo el paso de combatientes y armas extranjeras que han ayudado a crecer el Estado islámico.

Dentro de las posibilidades para permitir el acceso de armas y personas a través de sus fronteras está que Turquía consideraba que de esa forma se debilitaría aún más al presidente sirio Bashar Al Assad o bien que Turquía pensara que los combatientes del EI debilitarían a los rebeldes kurdos en el norte de Siria contra quienes el gobierno turco ha luchado desde tiempo atrás ante las convocatorias de la autonomía kurda en su propio país.

Cualquiera que sea la razón de Turquía, una cosa es clara: la frontera porosa fortaleció al Estado islámico y por ello, recientemente, Turquía comenzó a pagar el precio. El EI ha puesto en marcha recientemente varios ataques contra los turcos, incluyendo un atentado suicida devastador en suelo turco a principios de la semana en la que murieron 32 personas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*