Diagnóstico sobre la pobreza en el municipio de Querétaro

chavezfierro.com-pobreza

De acuerdo con información recabada en el censo 2010, en la capital queretana existían 234,523 personas en pobreza lo que se traduce en un 29.5% de la población del municipio. Destaca que 26, 209 personas vivían en pobreza extrema, es decir un 3.3% de la población.

De igual forma, los datos arrojan que 272,103 personas o el 34.2% presentan una vulnerabilidad por carencia social, aunque sus ingresos sean superiores a la línea de bienestar. Asimismo, 49,390 personas, que a pesar de no tener carencia social alguna, perciben ingresos inferiores a la línea de bienestar.

Del total de la población en el municipio, únicamente 238,454 no es pobre ni vulnerable, es decir solamente el 30% de la población.

Respecto a las carencias más comunes destaca el no contar con seguridad social, cuestión que afecta al 49.5% de la población o 393,300 personas. El acceso a la seguridad social es definido por la Cepal “como el conjunto de mecanismos diseñados para garantizar los medios de subsistencia de los individuos y sus familias ante eventualidades, como accidentes o enfermedades, o ante la vejez o el embarazo. El no tener acceso a los servicios de protección social vulnera la capacidad de los individuos para enfrentar contingencias fuera de control que pueden disminuir de modo significativo su nivel de vida y el de sus familias”.

En este sentido, el Coneval señala que “el indicador para medir el acceso a la seguridad social, toma en consideración los siguientes elementos:

– Que la población económicamente activa asalariada tenga todas y cada una de las siguientes prestaciones laborales:

  • Servicio médico en el IMSS, ISSSTE, ISSSTE estatal o PEMEX;
  • Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) o inscripción a una Administradora de Fondos para el Retiro (AFORE), e
  • Incapacidad laboral con goce de sueldo.

– Que la población trabajadora no asalariada o independiente tenga como prestación laboral o contratación voluntaria los siguientes dos beneficios:

  • Servicios médicos en el IMSS, ISSSTE, ISSSTE estatal o PEMEX, y
  • Disponga de SAR o inscripción a una AFORE.

-Que la persona reciba jubilación o pensión, independientemente de su edad.

-Que las personas de 65 años y más sean beneficiarias de algún programa de adultos mayores de transferencias monetarias”.

La siguiente carencia es el acceso a la salud que afecta a un 26.8%. En este sentido, el Coneval señala que “el acceso a los servicios de salud es un elemento primordial del nivel de vida que brinda los elementos necesarios para el adecuado funcionamiento físico y mental. Cuando las personas carecen de acceso a los servicios de salud, el costo de atención de una enfermedad o accidente puede vulnerar su integridad física y su  patrimonio familiar.

El artículo 4° de la Constitución establece que toda la población mexicana tiene derecho a la protección de la salud. En términos de la Ley General de Salud, este derecho constitucional se refiere al derecho de todos los mexicanos a ser incorporados al Sistema de Protección Social en Salud.

El indicador toma en consideración que las personas cuenten con adscripción o derecho a recibir servicios médicos de alguna de las siguientes instituciones:

  • Seguro Popular.
  • Servicios médicos del IMSS.
  • Servicios médicos del ISSSTE o ISSSTE estatal.
  • Servicios médicos de Pemex, Ejército, Marina u otra institución pública o privada.

Por tanto, la persona se considera como no carente sólo si cuenta con adscripción o derecho a recibir servicios de salud de alguna institución antes mencionada”.

Respecto al rezago educativo que afecta al 15.5% de la población, el Coneval indica que “La educación es el principal medio para desarrollar y potenciar las habilidades, conocimientos y valores éticos de las personas. El no saber leer, escribir o realizar operaciones matemáticas básicas e, incluso, no tener el nivel de escolaridad básico, limita las perspectivas culturales y económicas de todo ser humano.

El indicador de rezago educativo toma en consideración los siguientes elementos:

  1. Que las personas de tres a quince años de edad asistan a un centro de educación básica o que hayan terminado la educación secundaria.
  2. Que las personas nacidas antes de 1982 cuenten al menos con primaria completa.
  3. Que las personas nacidas a partir de 1982 cuenten al menos con secundaria completa.

En síntesis, la persona se considera como no carente sólo si está en edad escolar y asiste a la escuela o si de acuerdo a su edad ha concluido la primaria o secundaria, según los criterios antes señalados”.

Cabe mencionar que el municipio de Querétaro también enfrenta un problema de precariedad en el empleo, entendido éste como aquél en que no se le otorga seguridad social al trabajador. Lo anterior, a pesar que el municipio de Querétaro tiene fuerte vocación industrial, con un crecimiento importante y sostenido en las últimas décadas en términos del PIB estatal.

En el Municipio de Querétaro, cerca del 36% de la población total tiene un ingreso inferior a la línea de bienestar, condición que se torna preocupante y que urge atender para avanzar hacia su reversión.

En el Municipio de Querétaro, las localidades con un nivel alto de rezago social son: Fracción Ejido El Retablo, Anexo Colonia La Cruz, Los Hornos, El Derramadero, Rancho La Chata (Palo Bobar), La Joyita, Prados de Miranda y Familia Ortiz Hernández.

Fuente:

Plan Municipal de Desarrollo 2015-2018

¿Qué indicadores integran la medición de la pobreza en México?, Coneval

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*